lunes, 9 de mayo de 2011

-Siento curiosidad. ¿En qué pensabas esta noche mientras mirabas cómo dormía?
- Ah... y yo que creía que estabas dormida... - Se sienta y le sonríe -. Pensaba en la suerte que tengo. Pensaba: esta chica es realmente guapa. Y además pensaba en el momento que estamos viviendo y que... Mira, casi tengo miedo a decírtelo.
- No tengas miedo, cariño, te lo ruego, dilo.
- Pues bien, que jamás he sido tan feliz en mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario