lunes, 9 de mayo de 2011

Los hombres son tontos, chulos, muchos de ellos idiotas, te tratan como juguetes, no aprecian lo que haces ni saben verte más allá de un cuerpo. La mayoría no son detallistas ni románticos como los de las pelis, y si lo son es para llevarte a la cama, y no precisamente para dormir. Aprenden a desabrochar sujetadores antes de aprender a leer, son egocéntricos y piensan que siempre llevan razón. Te cambiarían por la primera que tenga más tetas que tú y solo viven por y para sus amigos. No entiendo como pueden tener tantos defectos, y lo que menos entiendo es que aunque sean así seguimos llorando, amando, riendo, suspirando, sintiendo, gritando, y muriendo por cada uno de ellos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario