lunes, 18 de abril de 2011

Eh, princesa:

Llevamos tiempo sin hablar, la verdad es que no me hace falta decirte mucho, solamente quiero que sepas que aunque parezca que soy un malote al que le gusta beber roncola soy muy sencillo, tímido y me conformo con mirarte. No creas que me acercaré a ti y te diré ''Hola, preciosa, llevo mirándote un rato y como no te has dignado ni siquiera a dedicarle a mis ojos un par de segundos he venido a decirte que me encanta como te mueves.'' Simplemente te miraré mientras bailas, me encanta cuando te emocionas y sacas morritos mientras te desfasas levantando la mano como si pidieras el turno de palabra, adoro cuando el pelo vacila por tu cara y los mechones más afortunados acaban pegados en tus labios, me vuelve loco ver como con cada canción gritas más, parece que todas sean tu canción favorita. Lo único que no me gusta de observarte de soslayo es que les sonríes a todos, bailas con todos y más de tres te han guiñado el ojo, pero para qué mentirte, vuelvo a derretirme como sin decirles nada los rechazas a todos y cada uno de ellos. Tú no eres una más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario