martes, 15 de febrero de 2011

Siempre hablan, los que más tienen que callar.

Pero sois así, y no se puede hacer nada. Espero que el karma os devuelva todo el daño que hacéis, y echadle azúcar a vuestras palabras, por si algún día os hago tragarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario