sábado, 19 de febrero de 2011

Que hay más tíos que botellines, y no voy a parar mi mundo por ti.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles… Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás, por lo tanto, debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores. Entonces y sólo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho mas lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía más. Es que realmente la vida vale cuando tienes el valor de enfrentarla y nunca te permitas sentirte sola, puedes estarlo… pero aprende a disfrutar también de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario