sábado, 21 de mayo de 2011

Estoy empezando a depender de ti, de tus muas, de tus ñams, de tus fea y de tu manera de sacarme una jodida sonrisa cuando todo va mal. Estoy empezando a depender de las ganas diarias de hablar contigo, de poder escuchar como me insultas para luego decirme que es broma, y que soy perfecta, o simplemente para que mientras hablemos de algo, le saques el doble sentido sexual con la típica frase de "y eso también". Créeme que para conocerte desde hace poco más de un mes, necesito hablar contigo a todas horas, cosa que creo, que nunca me había pasado. Y es que me gustas, me gustas por las maneras que tienes de decirme las cosas, por como me miras cuando te digo que tienes cara de periquito, porque parece que me quieres matar con la mirada, pero matar literalmente, porque odias que te diga eso.. o eso parece. Me gustas porque cuando me enfado, sabes al 100% que voy a volver, porque te digo que te voy a dejar de hablar y tienes toda la confianza en ti mismo del mundo para decir "no te lo crees ni tú", y eso me trae loca, porque yo misma sé que ni queriendo podría dejar de hablar contigo. Y es que a estas alturas ya eres alguien muy importante, y sé que no vas a leer esto, pero me desahogo mucho, además de que tengo la certeza de que Ana sí lo leerá, por lo tanto: Hola Ana, ayúdame porque creo que me estoy pillando.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Mhm.. hola. Creo que va a ser la primera entrada que haga cagándome en la puta que parió a todos, escrita obviamente por mi. Bien, procedo. Va con dedicatoria, y espero que se dé por aludido quien se tenga que dar si lee esto.
Bien, bonitas, ¿creéis que me importa una.. una mínima mierda lo que podáis ladrar? No sé si lo sabéis, pero el hecho de que saquéis mejor notas que yo es porque no abro los libros, y no me da vergüenza decirlo, porque media hora antes del examen, me lo leo, y saco la misma nota que vosotras. Con eso simplemente quería recalcar el hecho de vuestra retrasadez, y mi amplia capacidad, de la cuál no tenéis ni jodida idea de hasta dónde puede llegar. En serio, cambiad de camello, la mierda que os dan no es pura y os la dan mezclada con algo que os está afectando seriamente. ¿En serio creéis que podéis hablarme como si fueseis superiores a mi? ¿SUPERIORES A MI? Venga, tenéis la suerte de que me suda la polla todo, TODO, y eso os incluye. No sé cómo pude consideraros de mi grupo, ni a vosotras ni a nadie, porque cada vez tengo más claro que "mejor sola que mal acompañada", es la frase con más razón que he podido leer en toda mi jodida vida. Esto es sólo un aviso, si me volvéis a tratar de esa manera, haré una humilde visita hasta vuestras casas por la tarde, y os partiré la cara delante de vuestras madre, por payasas. Tenedlo claro.

Y ahora, un consejo para todos aquellos que lo quieran: NUNCA os dejéis pisar por NADIE.
Porque hasta la mayor mierda de éste mundo tiene que hacerse respetar.

Las cosas malas pasan, y no hay nada que puedas hacer.



miércoles, 11 de mayo de 2011

lo es, lo es..

Le miras. Te fijas bien. Vuelves a mirarle. Te quedas pasmada. Apartas la vista. Reaccionas. Sigues sin creértelo. Vuelves a mirarle. Miras con más atención. No apartas la vista. Te fijas y piensas. Esos ojos, sin un color definido. La forma en que te abraza, y te besa. Esas marcas que se dibujan en su cara al sonreír. La forma de su pelo y cómo se mueve. Los gestos que hace. Las tonterías que dice. Lo mucho que te encanta que las diga. Joder, es que es lo mejor que te ha pasado..
Enamórate, engánchate a una persona hasta tal punto en que no puedas vivir un día sin saber de ella. Sufre, como una perra, como nunca sufriste antes.. llora, llora con ganas y quédate seca de lágrimas, desahógate, rómpelo todo. Desequilibra tu vida, cambia por momentos. Y desvívete, dalo todo. Pero todo, todo. Dalo todo sin miedos y espera ansiosa algo a cambio. Desilusiónate a veces, y vuelve a llorar. Y sufre otra vez como una perra, y aún así nunca te acostumbrarás a sufrir tanto, ni escarmentarás. Engánchate más a esa persona. Perdona. Arrástrate, déjalo todo por ella.. deja tu vida a un lado cuando se trata de estar bien con ella. Húndete, húndete y enfádate, y arréglalo. Y vuelve a enfadarte, porque sí. Un día tú, otro él. Y quiérele con todas tus fuerzas.. necesítale, échale de menos. Haz todo eso y hazlo siempre. Pero abrázale, consuélale y que te consuele. Bésale hasta quedaros tan pegados que el calor sea insoportable. Siéntele, y que te sienta; cerca. Tócale y que note que estás ahí, y que estarás siempre. Vive tu vida, pero vívela a su lado y que él viva por y para hacerte feliz. Haz todo eso y te garantizo que vas a llorar y sufrir, es inevitable. Cuando no estés sufriendo vas a estar en un estado de felicidad inmenso, eso también de lo garantizo. 

lunes, 9 de mayo de 2011

Tomábamos morfina, diamorfina, ciclocina, codeína, temazepán, nitrazepán, fenobarbital, amital sódico, dextropropoxifeno, metadona, analbufina, pecinina, pentazocina, buprenorfina, dextromoramida, clorometiazol... Las calles rebosan drogas que puedes tomar para combatir la infelicidad... y nosotros las tomábamos todas. ¡Joder, nos habríamos inyectado vitamina C si hubiera sido ilegal!